El recibimiento al Campeón Guillermo, un ejemplo para todos