Filipe Luis y Pablo piden una oportunidad laboral para las personas con síndrome de Down